Si quieres que alguien no te olvide nunca, cuéntale una historia

Leer es la forma más íntima, pura y excitante de ver tu alma reflejada en un espejo. Lo que una buena historia puede dibujar en tu cabeza, penetrando tus ideas con sus palabras... Eso no puede predecirse.

Las cosas son así: habrá gente que te acepte y gente que no.

Algunas personas te amarán y otras, sin que tú sepas por qué, empezarán a odiarte.

Ninguna lo sabrá todo de ti y todas estarán rellenando con partes de sí mismas los espacios en blanco.

Y puede que a ti te preocupe, incluso demasiado, o que no te importe, pero no puedes agradar a todo el mundo.

Es imposible. No estamos preparados.

Lo único que puedes hacer es ser, como eres, un proceso finito de cambio, un sujeto siempre inacabado. Demoler las partes de tu estructura que diseñaste para protegerte, para complacer...

Retirar el eterno andamio que cubre la fachada.

Aunque pases el día sentada en el porche, balanceándote con una escopeta cargada sobre las piernas, al caer la noche tendrás que volver a casa.

Porque dentro es donde vives y donde regresas. Donde algún día, quizá, quieras invitar a alguien.

Y tal vez, llegado ese momento, sientas la tentación de disculparte: por el desorden, por cuánto hablas, porque no has tenido tiempo de peinarte.

Y da igual cuánto te esfuerces: algunas personas te amarán y otras, sin que tú sepas por qué, empezarán a odiarte.

Habrá gente que te acepte.

Habrá gente que no.

Pero tú no tienes opción. Tú tienes que aceptarte.

********************

El libro de aquí abajo está hecho de textos así.

No se vende en librerías. No lo encontrarás en ningún sitio salvo en esta web. Los envío yo misma y siempre los envío dedicados. Pero me lo tienes que pedir a mí. En el botón.

*Precio final con gastos de envío 17,90 €

anina anyway libros

ADEMÁS DE LIBROS, MANDO EMAILS

Quizá te cuente una historia cada día, quizá solo las noches de luna llena; no lo sé. No hay lead magnet, ni regalo de bienvenida: solo historias. De momento, búscame en tu bandeja de entrada, de promociones o de spam para confirmar la suscripción: en alguna de ellas estaré.